Skip to content

Dejando, y sobre todo no volviendo a fumar. Mi método …

13 Septiembre, 2008
by Santi Casas

Apreciados y sufridos lectores, hoy os necesito para mi propia terapia. Se que seréis comprensivos conmigo …

Estoy en proceso de dejar de fumar. La vuelta de vacaciones tiene estas cosas, los buenos propósitos. Teniendo en cuenta que se acercan los 30 años como fumador (con algunos intermedios de exfumador), ya va siendo hora. Como decía mi padre cuando dejó de fumar: “Ya he fumado todo lo que me tocaba.”


Voy a explicar mi método para dejar de fumar, por si le puede servir a alguien mas.
No utilizo substitutivos (ni parches, ni chicles de nicotina), básicamente porque el mono es más psicológico que físico, y en ello me baso.
La idea es simple, me digo a mi mismo (ya se que soy raro, pero es una cosa que hago a menudo, hablar conmigo): “Hoy empezaré a fumar media hora más tarde que ayer, seguro que puedo.”. Es evidente que puedo empezar media hora más tarde que ayer, y mañana que hoy, y así recursivamente …. (no puedo evitar mis fundamentos técnicos ….).
De esta forma consigo entrar en un “proceso de mejora continua” (digno de obtener una certificación ISO), que me va animando día a día y que me permite ir “desenganchándome” física y mentalmente. Físicamente por que cada día consumo menos cigarrillos ya que tengo menos tiempo para fumar, y mentalmente por que cada día el periodo que paso sin fumar es más largo y, de hecho, solo lo paso mal la última media hora hasta que me toca fumar el primer cigarrillo ..
Para facilitarse los cálculos lo mejor es empezar el método el primer día de un mes y empezar a fumar media hora después de levantarse. Así, saber a que hora te toca fumar es muy fácil. Se divide el día del mes entre dos y se suma a la hora que te has levantado. Por ejemplo, hoy es 13, dividido por dos 6 horas y media. Me he levantado a las 8:30 + 6:30, me toca fumar a las 15:00 …. Muy pronto! El resto del día ya no sufriré, fumaré todo lo que quiera, ya he cumplido no fumando hasta las 15.00. Siguiendo este método en, aproximadamente un mes, se consigue dejar de fumar.

A mi me ha funcionado dos veces. Una vez estuve seis meses sin fumar y la otra casi cuatro años (!!!!). De ahí que en el título de este post he puesto “y sobre todo no volviendo”.
¿Como puede ser que alguien que ha conseguido estar cuatro años sin fumar sea tan tonto de volver a caer?. Un motivo es, lo que los expertos llaman la “Fantasía de Control”. Uno se dice (vuelvo a hablar conmigo mismo ….) “Después de cuatro años sin fumar ya lo controlo. Si quiero me fumo uno hoy que es un día especial.”. Y parece que es cierto, ese día te fumas uno y luego pasan meses sin fumar. Y te convences de que de verdad lo controlas. Y otro día fumas otro. Y de golpe te das cuenta que intentas quedar con aquellos amigos que fuman para que te inviten … y que de hecho, has vuelto a fumar. El otro motivo habitual es que tu vida empeore, el trabajo, la vida emocional, lo que sea …. y que te encuentres más débil.
Por esto, estimado lector-terapeuta, escribo este post. Para que sepáis que mi decisión es firme, y que no pienso volver a fumar más. Que ya he fumado todo lo que me tocaba y que, por favor, cuando pasados unos meses o años empiece a fantasear con que soy tan estupendo que esto del tabaco ya lo controlo, me ayudéis a bajar a la realidad, y me recordéis que soy un adicto y que ni se me ocurra acercarme al tabaco
Muchas gracias por escucharme.

3 Comments leave one →
  1. MAZ permalink
    15 Septiembre, 2008 8:35 am

    De hecho, dejar de furmar es muy facil, tu lo has conseguido en varias ocasiones, por lo que debe ser facil. Otra cosa es dejar de fumar de forma efectiva, definitiva, eso se me antoja mas dificil.

    Mi recomedación es que pruebas con el coaching transformacional. Un buen coach transformacional te puede ayudar a que el proceso de dejar de fumar sea completo, sin dejar la mas mínima brizna encendida, que un día sin darte cuenta vuelva a prender de nuevo el hábito.

    Saludos

  2. Juanma permalink
    18 Septiembre, 2008 7:56 am

    Yo lo intenté una vez y dejé de fumar 4 meses. Una noche un chupito de tequila y la sensación de control de la que hablas hicieron que cayera el primero y de nuevo se iniciara un ciclo que al cabo de un año me hizo volver a fumar tan asiduamente cómo antes de dejarlo. Ahora voy a intentar seguir tu táctica, dejarlo no es difícil si tienes la seguridad y autoestima suficiente, el problema viene luego. Ánimo boss!

  3. Santi Casas permalink
    22 Septiembre, 2008 5:52 am

    Miguel, gracias. Lo tendré en cuenta.
    Juanma, ánimo. La próxima vez que nos veamos nos tomaremos un güisquito sin necesidad de acompañarlo de un (o muchos más) cigarrillo …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *