Empieza la obligatoriedad de la eFactura en Catalunya

El pasado 30 de diciembre de 2011 se publicó en el DOGC la Llei 10/2011, del 29 de desembre, de simplificació i millorament de la regulació normativa que formaba parte del paquete denominado lleis òmnibus que tanto debate generaron. El intenso debate no permitió ver a primera vista una perla que descubrí gracias a los tuits de Joan Anton Olivares i Oriol Bausà.

La perla en cuestión la encontramos en la disposición adicional cuarta, cuando dice:

… es decir, que la factura electrónica es condición de ejecución de los contratos del sector público.

Sin duda, una gran noticia desde todos los ámbitos (medioambiental, productividad, impulso de las TICs ….)

Menos del 1% de los avales a @partit_pirata han sido electrónicos

Es cierto que se empezaron a recoger avales electrónicos cuando ya se llevaban más de la mitad de los avales necesarios en papel.

Es cierto que no estuvieron claras las condiciones técnicas, y en consecuencia, las aplicaciones para recoger avales electrónicos hasta bien avanzada la recogida de avales.

Es cierto que las empresas y entidades que desarrollaron las soluciones hicieron un sobreesfuerzo para conseguir recoger avales electrónicos (muchas gracias a todos).

Pero la cruda realidad es que, de los más de 9.000 avales recogidos por Pirates de Catalunya, solo 64 fueron
electrónicos. El 0,71%.
Estoy convencido que PIRATA.cat es quien más avales electrónicos ha recogido en toda España.

Teniendo en cuenta que @partit_pirata tiene más de 3.000 followers o hay más de 8.000 “fans” en facebook, y que el “target” pirata es muy tecnológico, se puede decir claramente que el sistema de avales electrónicos es un fracasoLa experiencia de usuario y la accesibilidad de la firma electrónica siguen siendo un freno.

Agradecer, enormemente, a las 64 valientes personas (varias desde el extranjero) que optaron por el aval electrónico.  

Algunos datos estadísticos más. Sobre que soluciones se utilizaron y sobre que certificados.

 

Seminario de Identidad Digital 2.0 – Abril 2010 (Madrid)

Después de diversos seminarios (eAdministración, eFactura, …) en que hemos incluido temas de Identidad Digital, desde Atenea Interactiva se ha decidido hacer una seminario específico, el próximo 14 de abril en Madrid.

Me apetece especialmente este seminario, que compartiré con Julián Inza, al ser uno de los grandes temas a resolver para el desarrollo de la Sociedad de la Información y el Conocimiento; y en el que estoy trabajando e investigando en los últimos tiempos (como puede verse en las entradas de este blog).
En concreto, intentaremos explicar como vemos la inevitable convergencia entre los sistemas de certificación digital (como el DNI electrónico) y las iniciativas internacionales de identidad digital (como OpenID). Para ello hemos puesto en marcha en EADTrust un IdP Testing Service de OpenID que utiliza el DNIe para reforzar el registro.
Ya hay inscritos diversos profesionales expertos en Certificación Digital, DNIe y Gestión de Identidades, por lo que preveo un debate muy interesante y enriquecedor.

Translate to EnglishTraduir al català

Notificaciones electrónicas. Hagámoslo fácil.

No hay duda que, en el procedimiento administrativo, las notificaciones son uno de los elementos de más alto coste, tanto económico como medioambiental (papel, energía fósil para la entrega, etc …). En un momento en el que una gran mayoría de personas disponemos de acceso a internet y de teléfonos móviles, que las notificaciones sigan siendo en papel a un domicilio donde, demasiadas veces ya no vivimos, no tiene ningún sentido.
En el 2003, participé en el desarrollo del sistema de notificaciones electrónicas impulsado por la FNMT y Doc On Time, al amparo del recién aprobado Real Decreto 209/2003. La posterior aprobación de la Orden PRE/1551/2003 significó, de facto, que el sistema desarrollado por Correos se convirtiera en el sistema “oficial” en el ámbito de la AGE. La realidad, hasta la fecha, es que las notificaciones electrónicas han sido algo testimonial.
A mi entender, tres han sido los motivos del poco uso de las notificaciones electrónicas:
  • Primero, no se ha sabido explicar las ventajas para la ciudadanía y dado que, habitualmente recibimos “malas noticias” mediante notificaciones, no nos sentimos motivados a agilizar el trámite. La realidad es que nos interesa recibir las notificaciones, y recibirlas lo antes posible, ya que lo contrario significa que se consideren rechazadas (art 59.4 de la Ley 30/1992)
  • Por otra parte, la puesta en marcha de la DEU (Dirección Electrónica Única) generó “de facto” que el sistema oficial fuera el de Correos, impidiendo la libre competencia, y en consecuencia la mejora constante de los posibles sistemas.
  • Y finalmente, el requerir más garantías en el sistema electrónico que en el convencional, lo hizo poco funcional y operativo.
La aprobación de la Ley 11/2007 siguió manteniendo dudas sobre los modelos de notificación electrónica. Personalmente, creo que no se debía haber desarrollado una nueva ley, que puede entrar en contradicciones con la Ley 30/1992 de Procedimiento Administrativo, y que al ser del mismo rango, puede generar inseguridad jurídica. Hubiera sido más adecuado reformar la Ley 30/1992 en lo que fuera necesario.
En el caso concreto de las notificaciones, entre ambas leyes se producen contradicciones ya que, según la Ley 30/1992 “Las notificaciones se practicarán por cualquier medio que permita tener constancia de la recepción por el interesado…”, e incluso “Cuando la notificación se practique en el domicilio del interesado, de no hallarse presente éste en el momento de entregarse la notificación podrá hacerse cargo de la misma cualquier persona que se encuentre en el domicilio y haga constar su identidad”.

En cambio, según la Ley 11/2007 “El sistema de notificación permitirá acreditar la fecha y hora en que se produzca la puesta a disposición del interesado del acto objeto de notificación, así como la de acceso a su contenido. Es decir, el concepto “constancia de la recepción” se convierte en dos: “puesta a disposición” y “acceso al contenido”. Estos conceptos fueron heredados del modelo definido por el Real Decreto 209/2003, entiendo que, para mantener su validez.
Mi sensación, con la aprobación de la Ley 11/2007 es que habíamos avanzado poco, y que seguíamos con un sistema, que en función de su desarrollo reglamentario, podía ser poco operativo y, en consecuencia poco utilizado. En cualquier caso, la Ley 11/2007 introducía algunas cosas que permitían un cierto optimismo:
  • Art 27.5: Los requisitos de seguridad e integridad … se establecerán … con criterios de proporcionalidad.
  • Art. 27.6: … las AAPP podrán establecer la obligatoriedad de comunicarse con ellas utilizando solo medios electrónicos …
  • Art. 28.5: Producirá los efectos propios de la notificación por comparecencia el acceso electrónico por los interesados al contenido …
La reciente aprobación, en el ámbito de la AGE, del Real Decreto 1671/2009, de desarrollo parcial de la Ley 11/2007, supone un cambio de rumbo hacia el camino del uso generalizado de las notificaciones electrónicas. Estable cuatro mecanismos para la práctica de las notificaciones:
  • El primero, regulado por el artículo 38, se refiere al modelo clásico (el del Real Decreto 209/2003), pero eliminando el concepto de DEU (es decir, incorporando competencia) y sin requerir específicamente el uso de certificados digitales (“Poseer mecanismos de autenticación para garantizar la exclusividad de su uso y la identidad del usuario”).
  • El segundo, regulado por el artículo 39, mediante sistemas de correo electrónico con acuse de recibo. El modelo anterior surgió debido, fundamentalmente, a la poca seguridad del correo electrónico convencional. Si ponemos en marcha sistemas de correo electrónico que ofrezcan dicha seguridad, es suficiente.
  • El tercero, regulado por el artículo 40, mediante comparecencia electrónica en la sede del interesado, debidamente identificado. Es decir, la notificación electrónica deja de ser de un modelo de “todo en uno”, y permite separar la “puesta a disposición” (por ejemplo, mediante la publicación en la “carpeta del ciudadano” y en envío de un aviso por correo electrónico, o incluso por SMS) y “el acceso al contenido”, a través de la sede electrónica.
  • Y finalmente, establece un mecanismo de extensión, para otros sistemas que puedan aparecer, siempre que cumplan con los requisitos establecidos.
Aplaudo el modelo definido por dicho Real Decreto que, aunque solo afecta a la AGE, debería ser seguido por el resto de AA.PP. Quiero resaltar además un aspecto de la Ordenanza reguladora de la Administración Electrónica del Ayuntamiento de Barcelona, que también puede tomarse como modelo. En su artículo 30.2 dice “En los procedimientos administrativos electrónicos iniciados a instancia de parte, se presumirá la existencia de la aceptación…”.

La conclusión es que la regulación de las notificaciones electrónicas debe facilitar su definitivo despliegue y permitir reducción del uso de recursos y un aumento de la productividad e incluso de la seguridad jurídica de la ciudadanía.

Translate to EnglishTraduir al català

Facebook will use OpenID as a relaying party

Traducir al españolTraduir al català

A few weeks ago I was wondering if 2009 will be the year of OpenID. Later, I congratulated than Facebook joins the OpenID Foundation. Today, I say that the news that Facebook will use OpenID as a RP, can be the final push.
Fears that Facebook only act as an Identity Provider disappear. It’s a very good news.
I’m seeing in my Crystal Ball in a few months we will be able to login to Facebook using our eID card (DNIe in Spain).

Por una vida más frugal – Nicolas Ridoux

Translate to EnglishTraduir al catalàMe encanta la web 2.0, especialmente por su capacidad de hacer fluir las ideas.

Llego a través del blog de Félix Serrano a un artículo de Nicolas Ridoux publicado en El País titulado “Por una vida más frugal” donde desarrolla de forma magistral algunos de los conceptos que defendemos los que denomina “Objetores del crecimiento”.

Nicolas Ridoux es autor de Menos es más. Introducción a la filosofía del decrecimiento, que se ha convertido en un referente que ha universalizado y positivado el concepto del decrecimiento.
Para los que no quieran leer el artículo completo, aquí les transcribo algunas perlas:
  • “No hay que elegir entre crecimiento o decrecimiento, sino más bien entre decrecimiento y recesión. Si las condiciones ambientales, sociales y humanas impiden que siga el crecimiento, debemos anticiparnos y cambiar de dirección. Si no lo hacemos, lo que nos espera es la recesión y el caos.”
  • “Hay que acabar con la idea de que “el crecimiento es progreso” y la condición sine qua non de un desarrollo justo. … es ilusorio pensar que, para que todo el mundo tenga trabajo, lo que hay que hacer es restaurar el crecimiento económico y aumentar cada vez más las cantidades producidas; esta sobreproducción no tiene ningún sentido, no consigue el pleno empleo y, encima, compromete gravemente las condiciones de supervivencia del planeta.”
  • Referencia a Keynes (Conferencia en Madrid en … 1930!): “en sus Perspectivas económicas para nuestros nietos que sus nietos (es decir, nuestra generación) deberían liberarse de la coacción económica, trabajar 15 horas semanales y tender a una mayor solidaridad que permitiese compartir el nivel de producción ya alcanzado. No hacerlo así, según él, nos llevaría a caer en una depresión nerviosa universal.
  • Un modo de vida más frugal, que se tomara en serio los valores humanistas y tuviese en cuenta la belleza, conduciría a producir menos pero con mejor calidad. Una producción de calidad pide habilidad y tiempo, y ofrecería empleos numerosos y más gratificantes. 
En cualquier caso, recomiendo la lectura íntegra del artículo y, obviamente, aplicar el pensamiento crítico.

La usabilidad en el DNI electrónico

Translate to EnglishTraduir al català

Esta mañana, al irme a conectar a la banca online de ING Direct (ya sabéis, el banco que hace fresh banking), me he encontrado con una agradable sorpresa. El portal me permitía identificarme con mi DNI electrónico.
Hasta la fecha, el único banco (de los que uso) que me permitía utilizar el DNIe era Bankinter, y sólo para identificarme; para firmar las transacciones sigo jugando a los barcos con sus tarjetitas. En cualquier caso, debe agradecer a Bankinter que me avisara que tenía los certificados a punto de caducar (ya que la Policía no te avisa), lo que me permitió renovarlos.

Pues bién, dado que hace algunas semanas me coprometí a ir analizando determinados aspectos del DNIe (y dado que otros bloggers como Montaña Merchán y Martín Pérez están hablando sobre el tema), he aprovechado la operación que tenía que hacer para probarlo y así comentarlo.
Antes, debo comentar que en mi étapa en Doc On Time participé, conjuntamente con la FNMT, en el proyecto que permitió a ING Direct firmar operaciones con los certificados de la FNMT. No permiten identificar al usuario mediante dichos certificados (y tenían buenas razones para ello), pero sí que permiten firmar. Y yo, obviamente, soy uno de los usuarios que utilizan el servicio de firma con certificados (¡espero no ser el único!).
Así que, todo decidido, me he cambiado de navegador (desde Chrome ya suponía que no me iba a funcionar), he abierto el Explorer, y como un campeón he pulsado el botón de “Entrar con DNI electrónico”, y después de descargarse un applet perfectamente firmado y, entrar TRES VECES el PIN, pero sin pedirme ningún dato más (otras bancas on line me piden el código de usuario, o incluso el password, ¿para qué?, ¿qué no me identifica bien el DNI?) me ha identificado correctamente. ¡Victoría!. Hasta aquí, los de ING han hecho un buen trabajo.
Ya sin miedo, he ido ha hacer la transferencia que debía hacer y …. aquí la cosa ya no ha ido tan bién. Una vez rellenado el formulario de la transferencia, al pulsar continuar, me ha dado un error de “contraseña incorrecta” (¿Qué contraseña?), y “por motivos de seguridad”, me ha cerrado el navegador. Aquí, el trabajo realizado ya no es tan bueno.
Total, que he vuelto a identificarme con el usuario/password habitual, y he realizado la transferencia firmando con el certificado de la FNMT, como siempre. ¡Casi!. He estado muy cerca de conseguirlo. La sensación es que ING sólo ha adaptado el sistema de identificación, pero sigue sin tener en cuenta al DNIe para la realización de operaciones. Espero que lo solucionen pronto.
En cualquier caso, repito que la sensación es que el trabajo realizado para la identificación con DNI es bueno, y el hecho que de que me pida TRES VECES el PIN, no es problema de ING, es problema del DNI.
Por su diseño, al DNIe le han querido dar el máximo de seguridad y, eso ha ido en contra de la usabilidad de forma muy drástica. Con el DNI insertado, por el simple hecho de acceder al almacén de certificados de windows para saber de que certificados dispongo, el driver del DNIe ya solicita el PIN. Esto provoca que, por el simple hecho de abrir el Internet Explorer, este intenta acceder al almacén y ya te pide el PIN. Después cada vez que intentas hacer alguna operación con los certificados del DNIe, te vuelve a peder el PIN. En consecuencia, la experiencia de usuario es horrible.
No hay ningún otro Prestador de Servicios de Certificación que emita certificados en tarjetas criptográficas similares al DNI que ofrezca una experiencia de usuario tan desastrosa y, desde el punto de vista de la Ley 59/2003 de firma electrónica, los certificados reconocidos que emiten tienen exactamente el mismo valor que los del DNI electrónico. Si la usabilidad del DNI no mejora (entre otras cosas), dificilmente se extenderá su uso.
Otro día, hablaré de algún otro aspecto a mejorar.

Desmitificando la movilidad: Accesibilidad

Translate to English
Traduir al català
Ya lo sé, la movilidad está de moda. Es una característica que debe tener todo lo que se precie para ser moderno…

Sin embargo tengo que decir que es un mal concepto y un peor objetivo. ¿Lo importante es que las cosas se muevan o que los recursos sean accesibles? ¿Lo importante de un teléfono móvil (si ya lo sé, esa es la característica que resaltan …) es que se mueva, o que me permita realizar o recibir llamadas en cualquier lugar?.

Hemos confundido el mecanismo con el objetivo. Esto, por ejemplo, ha llevado a que la mayoría de planes urbanísticos se basen en aumentar la movilidad de los vehículos, en lugar de centrar los planes en la accesibilidad a los servicios. Ya no se pueden mover más vehículos por las calles de nuestras ciudades. Este camino toca su fin.

En general, aumentar la movilidad significa aumentar el consumo energético, mejorar la accesibilidad no lo implicaría necesariamente. Evidentemente centrarse en la accesibilidad es más complejo, pero, ¿quien dijo que construir el futuro es tarea fácil?

Decrecimiento (por Joan Martínez Alier)

Me permito reproducir en el blog (para que no se pierda) un escrito publicado por Joan Martínez Alier en La Vanguardia de ayer.

Joan Martínez Alier es Catedrático de Economía e Historia Ecnonómica de la Universitat Autònoma de Bellatera. Tuve el placer de coincidir con él en los inicios de la política verde en Catalunya, y aprendí muchas cosas y, sobre todo, a hacerme nuevas preguntas. Ha sido un pionero relacionar los conceptos económicos y los ambientales y ha publicado mucho y bien al respecto. Podéis saber más de él aquí. Os recomiendo especialmente la revista Ecología Política.

Andy Robinson explica en La Vanguardia (1/ VII/ 2008) que en Madrid se han reunido al margen del Congreso Mundial de Petróleo “unos cientos de activistas defensores de la tesis del peak-oil”,quienes prevén el colapso de la civilización.

El peak-oil, es decir, el punto más alto en la extracción de petróleo en la curva de Hubbert, no es un tema de activistas; hace más de treinta años que lo explico en clase y cincuenta que está en la literatura científica. Las emisiones de dióxido de carbono bajarán algo por la escasez del petróleo (como en el 2008 ocurrirá en España) aunque, por otro lado, el alza del precio del petróleo y el gas puede llevar a aumentar la quema de carbón mineral – o agrocombustibles- que es peor para el cambio climático.

Otro lado malo es que la bajada de la curva de Hubbert (con rendimientos energéticos cada vez menores) puede ser muy dolorosa, al extraer petróleo en lugares muy inadecuados como el delta del Níger o el refugio de Vida Silvestre de Alaska o el parque nacional Yasuní en la Amazonia de Ecuador (como hace Repsol). En cualquier caso, llegar – ¿casi?- al pico de Hubbert obliga a plantear alternativas económicas y sociales.

El negacionismo de muchos economistas respecto al pico de Hubbert y el cambio climático debe acabar ya. Vean que en los libros de texto de economía que leen nuestros estudiantes (Samuelson y otros) no aparece el pico de Hubbert ni el cambio climático, son textos metafísicos. Ningún activista ni otras personas sensatas desean un colapso de la civilización. También nos oponemos por tanto a la proliferación civil-militar de la industria nuclear.

Lo que proponemos es que la economía se ajuste a las realidades físicas (como ya escribían Nicholas Georgescu-Roegen, Herman Daly, Robert U. Ayres hace cuarenta años). Eso es lo que propone también el nuevo movimiento del decrecimiento sostenible,es decir, un decrecimiento económico (y demográfico) que sea socialmente sostenible.

Ningún colapso, por favor, sino una retirada justa y ordenada en los países ricos, para dar algo de espacio a un desarrollo que sea sostenible ecológicamente en el Sur.

Congreso Mundial del Petróleo. La urgencia del cambio del modelo energético.

Ayer se inauguró en Madrid el XIX Congreso Mundial del Petróleo que durará hasta el próximo jueves. Aprovechando su celebración y, teniendo en cuenta que el precio del petróleo ha superado por primera vez en la historia los 140$ por barril (solo hace 4 años estaba a 40$ y ya lo considerábamos caro), es un buen momento para reflexionar sobre nuestro modelo energético.

Recuerdo, siendo todavía un niño, la primera gran crisis del petróleo de los años 70. En aquellos días se comentaba que las reservas petroleras solo permitirían abastecernos durante 30 o 40 años más. Desde entonces, y más lentamente de lo que era necesario, hemos asumido la certeza del cambio climático y de la responsabilidad de las energías basadas en combustibles fósiles.

Desde aquí mi reconocimiento al ExVicepresidente de los EEUU, Al Gore, que gracias a su libro y documental “Una verdad incomoda” ha conseguido traspasar las barreras del ecologismo y trasladar el mensaje a una buena parte de la sociedad.

Sin embargo, las economías occidentales, máximas responsables del consumo de combustibles fósiles, y por ende, del cambio climático, muy poco han hecho para cambiar nuestro modelo energético en estos últimos 40 años. No hemos hecho los deberes y así nos encontramos.

El principal motivo del aumento del precio del petróleo ha sido el constante aumento de la demanda debida al crecimiento de los denominados países emergentes. El peso demográfico de las economías occidentales clásicas suma alrededor de los 1.000 millones de habitantes. La India y China suman más de 2.500 millones. Con el mismo modelo energético el futuro es claramente insostenible.

Con el barril de petróleo a estos precios muchos son los sectores económicos afectados directamente y que encontraran serias dificultades para mantener su viabilidad. Las recientes huelgas de transportistas, pescadores, agricultores y taxistas muestran claramente que hemos llegado a un momento donde es imperativo tomar medidas.

No deja de ser curioso como comenta Martin Varsavsky que el alto precio del combustible va a lograr por las malas lo que no logramos por las buenas, bajar el consumo y contaminar menos.

La UE debe empezar a tomar medidas que permitan racionalizar el modelo energético y su consumo y que nos vaya alejando paulatinamente (sin prisa pero sin pausa) del actual modelo energético tan dependiente del petróleo.

Tres propuestas que podrían ayudar en este sentido son:

  • Plan general para la reducción del consumo energético. Impulsar las medidas de eficiencia y ahorro y penalizar los consumos inadecuados. Es decir, no solo reducir las emisiones de CO2. Debemos “Vivir con menos energía” (En otro post analizaré en más profundidad porque, en el siglo XXI, ya no tiene sentido medir la riqueza de un país en función de su PIB y de su consumo energético).
  • Nos estamos enfrentando a una crisis petrolera profunda. En este sentido debemos utilizar el petróleo solo para lo que sea necesario. Debemos planificar el cierre definitivo de las centrales que usan combustibles fósiles para producir electricidad y sustituirlas por sistemas de generación basadas en sistemas renovables y sostenibles (eólica, solar, …).
  • Gran Plan Renove del sistema de transportes. Primar el bajo consumo y la poca contaminación. Racionalizar el transporte de mercancías (¿Por qué vienen de tan lejos los tomates que hoy consumo?) y de personas (¿Tiene sentido que, con los avances tecnológicos actuales, viajemos cada vez más por trabajo?). Incentivar los desarrollos tecnológicos que permiten medios de transporte de bajo consumo.

Debemos pasar de las palabras a los hechos. El cambio del modelo energético es urgente.